Inversiones financieras

Invertimos en productividad, rentabilidad y futuro. Enfocados en transmitir que está sociedad necesita líneas verticales constructivas, para encontrar en el mismo edificio ciudades enteras, nuestro desplazamiento unas plantas más abajo ó más arriba para llevar nuestros hijos al colegio, para ir al centro comercial, para acudir de urgencia al hospital y un largo etc. rentabiliza nuestro crédito de tiempo. Investigamos e instalamos líneas de recuperación de la energía utilizada con la retroalimentación con un porcentaje elevado +80%. Tenemos la obligación para generaciones posteriores conseguir la coexistencia en base a la defensa de espacios naturales, regenerar y proteger todos los seres vivos. Que cada ladrillo que coloquemos sea para liberar a nuestra sociedad hacia un mundo mejor, no para deforestar y aniquilar la vida.

Juan Pedro

China planea construir una "ciudad bosque" en Liuzhou, en el sur del país, con árboles y plantas en las fachadas de todos los edificios.
Se espera que albergue un millón de plantas y 40.000 árboles, capaces de absorber 10.000 toneladas de CO2 anualmente.
A cargo del proyecto está el estudio de arquitectura de Stefano Boeri, que ya construyó unos edificios con esta idea en Milán, Italia.
La ciudad de Bac Ninh, en Vietnam, quiere construir el Green City Hall, un edificio con dos torres inclinadas repleto de vegetación que servirá como el nuevo ayuntamiento de la ciudad.
Purificar, producir y flotar

La propuesta es muy vistosa y ambiciosa, dado que según explican desde Vincent Callebaut la idea es que la terminal sea capaz de producir el 100% de la energía que necesita gracias a fuentes renovables, además de actuar como purificadora del río Han sobre el que flota (según explican, que haya una simbiosis entre el edificio y el río).

Bosques dentro de algunos edificios modernos. Torre Tao Zhu Yin Yuan
El cambio climático y nosotros: crónica visual de una catástrofe anunciada.
En definitiva, así está fracasando la humanidad.
El impacto ecológico de la humanidad ha superado la capacidad de la Tierra y ha aumentado hasta el punto de que se necesitarían 1,6 planetas para proporcionarnos recursos de manera sostenible.
El índice de biodiversidad se ha reducido en más de un 50% y las poblaciones de otras especies animales siguen disminuyendo.
Las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático casi se han duplicado mientras que los impactos del cambio climático son cada vez más evidentes.
El mundo ha perdido más del 48% de los bosques tropicales y subtropicales.
Debemos decidir ser parte de la solución o seguir siendo parte del problema.